[4C]: La comunidad musulmana de Cuatro Caminos pone fin a su mes de ayuno

Los cerca de 300 musulmanes que residen en Coruña celebraron ayer el último día de su tradicional mes de ayuno. La festividad, marcada por la pandemia, se ha alterado por completo.


El final del mes sagrado, el Ramadán, acaba con el Eid al-Fitr, y este año se ha vivido de froma diferente: el confinamiento ha cambiado el ritmo de una festvidad que se vive con familiares y amigos cercanos. El noveno mes del calendario islámico suele congregar a muchos fieles en un mismo lugar -como es costumbre-, no ha podido ser así.

Karima vive en el barrio y en la puerta de su edificio, varios de sus hijos se reunieron en el portal para jugar y celebrar el final del ayuno. Las puertas de las distintas habitaciones están abiertas, entran y salen de ellas: ¡Eid Mubarak!, se felicitan unos a otros.

Karima explicó que lo primero que hacen es levantarse para rezar, luego llama a su familia. Contó que todos los años lo pasa en Marruecos y que se reúne con ellos, pero que este año, se han quedado en casa y se ha limitado a verse con amigos. A pesar de las diferencias culturales y religiosas, la mayoría manifiesta haberse adaptado a la vida del barrio.

“Hoy es un día que se celebra el fin del Ramadán con un desayuno en familia, con un poco de todo, pero lo que nunca falta, es el té y un tipo de churros que vosotros conocéis como buñuelos, además de, bizcochos, pastas ofrutos secos”, relató Karima, quien detalló a El Momento cómo suele celebrarse el final del Ramadán.

Redacción.