Los insectos y animales, en búsqueda de reconquistar viejos reinos, han puesto en riesgo la viabilidad de sus camadas.